Also available in: English

Autor: Edner Boucicaut

Fuente: aidspan

Los temas incluyen la metodología de asignación y las poblaciones clave durante las transiciones de los países

Las decisiones del Fondo Mundial en la 41ra reunión de la Junta Directiva contribuyeron al compromiso de revisar los indicadores de desempeño clave y los resultados esperados antes de la próxima Conferencia de Reposición de Fondos que se realizará en Lyon, Francia, en octubre de 2019, así como de acelerar las acciones para ponerle fin al sida, la tuberculosis y la malaria.

La representación de América Latina y el Caribe (LAC) tuvo un rol activo y sólido en enfatizar el impacto de la creciente inestabilidad social, económica y política en la implementación de la política de Transición, Sostenibilidad y Cofinanciamiento en la región, exigiendo al Fondo Mundial que redefina mejor los criterios y las expectativas para una transición exitosa. El objetivo es tener información exacta mientras el entorno en el que se debe supervisar y evaluar los procesos de transición avanza hacia el logro de las metas, así como proteger los logros obtenidos, menciona la Dra. Mirta Roses Periago, Miembro de la Junta Directiva de LAC, durante la reunión previa del grupo de implementadores antes de la reunión de la Junta Directiva.

La delegación de LAC también presentó sus preocupaciones en relación con la metodología de asignación para el ciclo 2020-2022 implementada por el Comité de Estrategia y la Secretaría: la delegación de LAC considera que esta metodología debería garantizar que las inversiones del Fondo cumplan con los objetivos de nuestra estrategia para, al mismo tiempo, contactar a socios adicionales, compartir metas sanitarias globales en común que se alinean con la visión del Fondo Mundial para reforzar los sistemas de información, contribuir a los sistemas de salud resistentes y sostenibles, y desarrollar intervenciones innovadoras y herramientas nuevas.

Entre otros temas clave cubiertos por la Junta Directiva en la reunión de mayo del presente año antes de la Sexta Conferencia de Reposición de Fondos, la Junta Directiva revisó el Marco de Participación del Sector Privado, las inversiones catalíticas para el periodo de asignación 2020-2022 y la movilización de recursos y el financiamiento innovador.

La delegación de LAC resaltó algunos problemas de enorme importancia para los indicadores de desempeño clave del Fondo Mundial, como el rol de las organizaciones de la sociedad civil para lograr la misión del Fondo Mundial de salvar vidas y terminar con las epidemias. El rol de estas organizaciones debe ser ampliamente reconocido, declaró Dereck Springer, Director de la Asociación Pancaribeña contra el VIH y el Sida (PANCAP) y Punto Focal de Comunicación para LAC. El rol de incidencia de las organizaciones de la sociedad civil ha sido muy importante para incrementar el financiamiento interno, así como para lograr reposiciones exitosas para el Fondo Mundial, añadió.

Por otro lado, el equipo de LAC expresó sus preocupaciones en relación con el lento progreso en poblaciones clave y derechos humanos en países en transición (indicador de desempeño clave 9), y con la necesidad de revisar las barreras persistentes resaltadas en el Documento de Reporte de Desempeño Estratégico, que se mostró durante la reunión de la Junta Directiva solo a los miembros y delegados.

Durante su propia reunión de representantes, LAC resaltó que la inestabilidad política en algunos países de la región, al igual que las transiciones en marcha, ponen en riesgo a las organizaciones de la sociedad civil y a las poblaciones clave. Los delegados de esta representación creen que hay incertidumbre respecto a los mecanismos efectivos para asegurar que la sociedad civil y las poblaciones clave tengan financiamiento garantizado para brindar servicios esenciales amigables para las poblaciones clave en los órganos con poder de decisión –como el MCP local– después de la transición.

La representación de LAC elogió la decisión de septiembre de 2018 del Fondo Mundial (GF/B39/EDP11) de prometer entregar US$ 5 millones del Fondo de Emergencia para hacer frente a la crisis humanitaria en Venezuela y apoyar la adquisición de productos de salud esenciales, como el tratamiento antirretroviral para el VIH. No obstante, los programas para poblaciones clave y migrantes, entre otros asuntos, aún no se han abordado debido a la falta de voluntad política, afirmaron los delegados de LAC durante la reunión del grupo de implementadores un día antes de la reunión de la Junta Directiva.

Con el resultado de la Sexta Reposición aún pendiente, la representación de LAC reconoce que varios componentes podrían experimentar reducciones importantes. Se necesitarían ajustes cualitativos para garantizar que las reducciones no sean inmediatas o muy drásticas. Estos ajustes, según sugiere la representación de LAC, deberían incluir factores contextuales regionales para capturar el riesgo potencial de resurgimiento de la malaria, por ejemplo, como pasó con los esfuerzos de eliminación de otras enfermedades en la región, y también se deben incluir las consideraciones de sostenibilidad y transición.

Mientras que la delegación de LAC saludó la designación del Dr. Donald Kaberuka como Presidente de la Junta Directiva y de Lady Roslyn Morauta como Vicepresidenta, LAC aprecia el esfuerzo que realizó el Comité de Ética y Gobernanza para fortalecer la cultura de gobernanza del Fondo Mundial bajo su competencia y la apertura del proceso de debate y búsqueda de retroalimentación de las representaciones de la Junta Directiva, según el anuncio público que hizo LAC durante la sesión de apertura de la Junta Directiva. 

Los delegados de LAC reconocieron con satisfacción las mejoras en los documentos del comité de nombramiento de liderazgos de la Junta Directiva para garantizar la transparencia y la debida diligencia, sobre todo en las siguientes áreas: a) preservar la memoria institucional para la continuidad efectiva; b) equilibrar la representatividad para garantizar que todas las representaciones sirvan en, por lo menos, el Comité de Estrategia o el Comité de Auditoría y Finanzas en cualquier periodo; c) garantizar la inclusión en cada comité de, por lo menos, una representación de la sociedad civil, y d) mejorar los procesos basados en competencias.

La representación de LAC considera que la gobernanza a nivel de la Junta Directiva ha mejorado satisfactoriamente y que será una importante contribución para el desempeño del Fondo Mundial. No obstante, aún hay mucho por hacer, particularmente en el ámbito de género y derechos humanos, comentó la Dra. Periago, quien el próximo otoño completará su periodo como miembro de la Junta Directiva de LAC.

Para garantizar que el Fondo Mundial pueda continuar con su importante labor, la Junta Directiva les ha solicitado a los líderes del G20 que unan esfuerzos y ayuden a salvar la vida de 16 millones de personas en los próximos tres años mediante el logro de la meta de la Sexta Reposición de recolectar por lo menos US$ 14 mil millones. Este tipo de inversión se consideraría un compromiso global para retomar la lucha para ponerles fin a las tres epidemias. Ante esta situación, la representación de LAC les exige a las economías líderes del mundo que “intensifiquen la lucha” y financien al Fondo Mundial por completo.

Edner Boucicaut es miembro de una organización de la sociedad civil de la delegación de América Latina y el Caribe en la Junta Directiva del Fondo Mundial.