Also available in: English

Fuente: corresponsalesclave.org

Desabasto de medicamentos antirretrovirales afecta también a usuarios protegidos por medidas cautelares que obligaron al Estado a garantizarles su medicación de manera sostenida.

Por: Miranda Suero

En República Dominicana continua el  más crudo y largo desabasto de medicamentos para  VIH de segunda y tercera línea, aunque no existe un dato oficial se estima que cientos de personas están sin medicarse en este momento pese a las denuncias y exigencias de la sociedad civil que desde hace 5 meses reclaman al estado que garantice el derecho a salud digna para todos los usuarios del programa nacional de VIH .

Desde hace varios años se reportas desabastecimientos intermitentes.

Desde que inició el desabasto en el mes de septiembre del pasado año se han estado llevando a cabo acciones para prevenir a futuro este tipo de  inconvenientes que se ha vuelto una constante en los últimos años  siendo esta la más brutal y que mayor impacto ha tenido en los usuarios puesto que se les ha estado cambiando terapia de manera indiscriminada, sin ningún criterio medico alegando que los diferentes esquemas a que son sometidos tiene la misma bioequivalencia.

Tal desorden ha causado distintas reacciones a los usuarios ya que de tercera línea han vuelto a segunda y de segunda a primera sin tomar en cuenta las razones por las que emigraron de líneas; así y todo hay personas que llevan meses sin tomarlos porque no han querido someterse a tal decisión.

El estado dominicano no se ha manifestado al respecto y los diferentes ministerios involucrados en la compra y distribución de los fármacos han estado rebotándose “la papa caliente” sin que ninguno asuma la responsabilidad de lo que sucede ni ofrezca respuesta efectiva.

Víctor Terrero, director del Consejo Nacional para el VIH y Sida (CONAVIHSIDA), informó  que la falta de medicación es debido al retraso en el desembolso de los fondos para la compra de estos; en contra parte Felipa García y Adonis Polanco, reconocidos activistas del país coincidieron en señalar que la crisis se debe  a la mala planificación en la anterior compra donde no se tomó la precaución de incluir stock suficiente para los nuevos casos .

Felipa García, activista por los derechos de las PVVS ha denunciado que este desabasto se debe a una mala planificación de las compras.

La crisis  que se vive en ese sentido no solo rompe la adherencia que tanto cuesta establecer sino que también impacta de manera negativa el estado mental de quienes la sufren, a eso se suma el hecho de que en la mayoría de los casos no reciben explicación ninguna sobre algo que va a impactar sus vidas y sus cuerpos.

Desde el Frente Nacional de Activistas y Consejeros Independientes (FRENACI) llamaran al estado a solucionar de inmediato esta situación ya que de lo contrario continuaran con sus denuncias tanto a nivel nacional como internacional a fin de eliminar esta mala práctica.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.