Also available in: English

Fuente: Friends of the Global Fight

Por: Friends of the Global Fight (Amigos de la Lucha Mundial)

Octubre 30, 2018

Esta es la segunda de una serie de entrevistas con los Coordinadores Superiores para Enfermedades del Fondo Mundial para Combatir el Sida, la Tuberculosis y la Malaria. En esta sesión de Preguntas y Respuestas (P&R), los Amigos hablaron con el Dr. Eliud Wandwalo, Coordinador Superior para Enfermedades especializado en tuberculosis, acerca de las oportunidades para combatir la tuberculosis cubiertas en nuestro reporte titulado: “En el punto de inflexión: El liderazgo de los Estados Unidos para acabar con el sida, la tuberculosis y la malaria».

GRACIAS POR ESTAR CON NOSOTROS, DR. WANDWALO. SI BIEN HA HABIDO AVANCES A LO LARGO DE LOS ÚLTIMOS 15 AÑOS, LA TUBERCULOSIS  AÚN ES LA ENFERMEDAD INFECCIOSA MÁS MORTIFERA DEL MUNDO. ¿QUÉ PODRÍA USTED DECIR SOBRE CUÁLES HAN SIDO LOS MAYORES DESAFÍOS EN LA LUCHA CONTRA LA TUBERCULOSIS?

El mayor desafío que hemos enfrentado en los últimos años es la creciente amenaza de la tuberculosis farmacorresistente. La tuberculosis farmacorresistente es muy compleja y difícil de tratar, ya que el tratamiento es más costoso en comparación con la tuberculosis regular y casi la mitad de los pacientes no reciben un tratamiento exitoso. También encontramos que la tuberculosis farmacorresistente representa casi un tercio de todas las muertes relacionadas con la resistencia a los antimicrobianos (AMR) en el mundo, lo que plantea un grave problema de seguridad de la salud mundial.


La lucha contra la tuberculosis también adolece de una grave carencia de fondos. Necesitamos alrededor de $10 mil millones de dólares cada año para responder adecuadamente, pero tenemos disponibles menos de $7 mil millones de dólares. Los países BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) pagan por la mayor parte de su propia respuesta a la tuberculosis, pero otros países en desarrollo que tienen una alta tasa de tuberculosis dependen del financiamiento internacional, la mayoría del cual proviene del Fondo Mundial.

APROXIMADAMENTE EL 40 POR CIENTO DE LOS NUEVOS CASOS DE TUBERCULOSIS NO SE REPORTAN A LAS AUTORIDADES. ¿POR QUÉ HAY TANTAS «PERSONAS AUSENTES» DE TRATAMIENTO Y QUÉ ESTÁ HACIENDO EL FONDO MUNDIAL PARA OCUPARSE DE ELLAS?

Están ausentes debido a muchas razones, entre ellas, no tener acceso a servicios de salud, haber sido mal diagnosticadas o no haber sido reportadas a la autoridad nacional. Los pacientes pueden propagar la enfermedad en las comunidades cuando no son diagnosticados o son tratados de manera inadecuada. El año pasado, el Fondo Mundial comenzó una iniciativa para encontrar personas que padecen tuberculosis en 13 países con una alta incidencia de esta enfermedad, a fin de cerrar la brecha entre la cantidad de personas que se estima tienen tuberculosis y aquellas que son notificadas por los programas de tuberculosis.

También estamos realizando pruebas piloto y ampliando enfoques innovadores conjuntamente con diferentes socios. Por ejemplo, en algunas partes de Asia, la mayoría de las personas recibe atención médica por instituciones privadas. Estos centros de salud no están regulados y con frecuencia no reportan casos. Debido a que son empresas, no podemos acercarnos a ellos de la misma manera que lo hacemos con los hospitales públicos. En la India, por ejemplo, los proveedores del sector privado se comprometen a través del modelo de la Agencia de Interfaz Público-Privada (PPIA). Este modelo ha funcionado muy bien, y esperamos que se pueda aplicar en una escala más amplia en diferentes contextos.

DURANTE LA REUNIÓN DE LA SOCIEDAD INTERNACIONAL DE SIDA (IAS) DE ESTE AÑO, UNO DE LOS PRINCIPALES APORTES FUE LA NECESIDAD DE UNA MAYOR INTEGRACIÓN ENTRE LA PLANIFICACIÓN DE LA TUBERCULOSIS Y EL VIH. ¿PUEDE DARNOS UNA VISIÓN GENERAL DE LO QUE ESTO SIGNIFICA REALMENTE EN LA PRÁCTICA Y EL PAPEL QUE JUEGA EL FONDO MUNDIAL EN ESTE TRABAJO DE INTEGRACIÓN?

Hace aproximadamente tres años, el Fondo Mundial comenzó a pedir a los países con altas tasas de co-infecciones de tuberculosis y VIH que presentaran una solicitud de financiamiento conjunta que tomara en cuenta un enfoque integrado para el manejo de pacientes con coinfección tuberculosis / VIH. Cerca de 37 países presentaron solicitudes utilizando esta modalidad, el objetivo fue maximizar el impacto de las inversiones y brindar atención integral a los pacientes con coinfección para que las personas no tengan que acudir a dos clínicas de salud separadas para recibir servicios de tuberculosis y VIH.

¿CÓMO HA CAMBIADO LA LUCHA CONTRA LA TUBERCULOSIS Y CÚALES DEBEN SER LOS SIGUIENTES PASOS?

En el último año, más que nunca se ha visto un impulso con respeto a la propugnación y la discusión de alto nivel. En septiembre de 2018, la ONU celebró su primera reunión de alto nivel sobre la tuberculosis y esperamos ver que de ello surjan nuevos medios, nuevos fármacos y nuevos fondos. También nos gustaría que el documento político acordado en Nueva York se traduzca en acciones con métricas claras para cada país, con un mecanismo de rendición de cuentas sólido. En adelante, necesitamos ver mayores inversiones en tuberculosis tanto para la implementación como para la investigación, necesitamos nuevas herramientas de diagnóstico, nuevos fármacos y una vacuna. Las historias de éxito en la lucha contra la tuberculosis comienzan con un fuerte liderazgo gubernamental, estrategias innovadoras, investigación de calidad y financiamiento constante.

Para obtener más información sobre las oportunidades para que los EE. UU. y sus socios trabajen para poner fin a las epidemias de sida, tuberculosis y malaria, consulte el Reporte sobre Punto de Inflexión, de los Amigos.