Also available in: English

Cerrado jueves, 1 de noviembre de 2018 (Unidad PANCAP Coordinación, Secretaría de la CARICOM): La Asociación Pancaribeña contra el VIH y el SIDA (PANCAP) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) fue sede de la Reunión regional sobre Eliminación de SIDA en el Caribe: la expansión equitativa, eficaz , respuestas innovadoras y sostenibles de VIH hacia los objetivos de 2020 Fast Track en el camino hacia la eliminación en Kingston, Jamaica, el 1 y 2 de noviembre 2018.    

El propósito de la reunión es sensibilizar a las partes interesadas del Caribe sobre los enfoques de política que se requieren para reducir las desigualdades en salud. El encuentro abarca la creación de un conjunto de acciones concretas para poner en práctica la llamada a la acción que emanaba de la Tercera América Latina y el Caribe Foro sobre el VIH y Sostenibilidad (10 de noviembre 2017) para su inclusión en el puesto 2018   Marco Estratégico Regional del Caribe sobre el VIH y el SIDA ( CRSF). Estas acciones apoyarán la ampliación del acceso equitativo a los servicios sociales y de salud, mientras que el fortalecimiento de las respuestas del sistema de salud al VIH y su sostenibilidad.

El Sr. Dereck Springer, Director de la PANCAP bienvenida a los participantes y compartió las expectativas de la reunión. En su discurso de apertura, Sannia Sutherland, Coordinador del Programa del Caribe Coalición de Comunidades Vulnerables (CVC) destacó que los grupos de la sociedad civil han sido cada vez más abogan por mecanismos para abordar los problemas que afectan a las poblaciones clave y una mayor responsabilidad.

Ella declaró: “Hemos estado trabajando con ahínco para promover el empoderamiento legal de las poblaciones clave (KPS) para mejorar el acceso a la salud y la justicia y reducir violaciónes de derechos humanos con el fin de promover un entorno propicio al unir los esfuerzos de vía rápida”.

La Sra Sutherland subrayó que a través de las organizaciones, con sede en la Comunidad del Caribe (OBC) y las comunidades en las que trabajan son actores clave en la prestación de servicios de salud, ya que tienen ventajas únicas en la promoción, la creación de la demanda y la vinculación de las comunidades a los servicios, la construcción una comprensión de qué tipo de tratamiento, prevención, atención y apoyo son, y mantener a los gobiernos, los donantes y responsables. Sin embargo, a menudo ofrecen servicios sin financiación o sistémicos enlaces estables y predecibles a las instalaciones formales de salud pública.

Más aún, dijo que la construcción de respuestas eficaces a los desafíos prioritarios de salud con las poblaciones clave, sobre todo en la cara de los compromisos 90-90-90 es una prioridad clave para todos los grupos de la sociedad civil que trabajan en las trincheras que contribuyen a la respuesta al VIH en la región.

Observó que las acciones actuales de las partes interesadas a poner fin al SIDA incluido el fortalecimiento de los vínculos a lo largo de la cascada de tratamiento, mejorar los vínculos para llegar a las poblaciones clave, definir con más precisión e implementar el cambio de tareas y las políticas de reparto de tareas, teniendo en cuenta el valor añadido de la CBO Las intervenciones en cada paso en la cascada de Tratamiento y llegando a los jóvenes marginados.

“Una serie de violaciónes de derechos humanos impactan las poblaciones clave”, declaró la Sra Sutherland, “Múltiples informes han documentado cómo los estados han fallado en proteger a las poblaciones clave, de la violencia y otras violaciónes de los derechos humanos, socavando sus propios esfuerzos de prevención del VIH”.

Hizo hincapié en que a pesar de la intervención, el estigma y la discriminación en los servicios de salud es generalizada, lo que limita el acceso poblaciones clave a los servicios. “La debilidad de los sistemas de justicia y una cultura limitada del resultado de litigios de derechos en la impunidad. De manera más general, la aplicación de las leyes y políticas permite la utilización de interpretaciones arbitrarias de leyes para afectar las políticas operacionales, que a su vez limita el acceso a los servicios”, declaró la Sra Sutherland.

El Dr. James Guwani, jefe de equipo y Asesor Senior, Fast Track, el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH / SIDA (ONUSIDA) Oficina Subregional del Caribe subrayaron que la Reunión Regional sobre el SIDA Acabar cae a mitad de camino a 2020. “Esa es una plazo de la comunidad global acordado para cumplir los objetivos que nos pone en un camino para poner fin a la epidemia del SIDA”, declaró el doctor Guwani. Felicitó director PANCAP, Dereck Springer, así como la OPS por su liderazgo en compartir la visión de una región sin SIDA. Indicó que su compromiso con la exploración de las dimensiones científicas, así como sociales del desafío es de gran valor, sobre todo ahora que la meta de 2020 Fast Track se está acercando.

Además, declaró que a través de la Declaración Política 2016 para poner fin a SIDA, la comunidad de naciones ha acordado adoptar una estrategia de seguimiento rápido que consiste en aumentar la prevención, las pruebas y los servicios de tratamiento mientras se trabaja para eliminar el estigma y la discriminación. Hizo hincapié en que el centro de este objetivo son los objetivos de tratamiento 90-90-90.

“Aquí, en el Caribe, la respuesta al sida está en un punto precario”, declaró el doctor Guwani, “No ha sido un éxito parcial en salvar vidas y detener las nuevas infecciones por el VIH, pero el ritmo de progreso no coincide con la ambición global. Según los nuevos datos publicados a principios de este año en el ONUSIDA 2018 Actualización Global de SIDA, había un estimado de 310.000 personas que viven con el VIH (PVV) en el Caribe a finales de 2017” .

Informó que el 73% de las personas con VIH en la región estaban al tanto de su estado mientras que el 79% de las personas diagnosticadas estaban en tratamiento. El Dr. Guwani expresó su preocupación de que la región va a la zaga del mundo en términos de tasas de supresión viral. “Nuestro 70% en el año 2017 se compara con un promedio global de 81%”, enfatizó.

Además, declaró que para alcanzar los objetivos que marcarán el Caribe en la pista para acabar con el SIDA, la región debe cerrar las brechas en las pruebas y el tratamiento. “La brecha para alcanzar el objetivo de la prueba – 90% de todas las personas que viven con el VIH diagnosticada – era 54, 800 personas en 2017”, declaró el Dr. Guwani, “La brecha para lograr el segundo objetivo – 90% de las personas diagnosticadas en tratamiento – era 74.700 personas. Y la brecha para lograr el tercer objetivo – el 90% de las personas en tratamiento por virus suprimidos – era de 103.000 personas”.

Instó a que el Caribe debe incrementar su uso de estrategias probadas como los servicios dirigidos por la comunidad para el diagnóstico precoz, la inscripción en el tratamiento, la retención en el cuidado y tratamiento de la adhesión. El Dr. Guwani abogó por que la prevención combinada debe ser una prioridad, con más países haciendo uso de todo el arsenal a nuestra disposición para reducir las nuevas infecciones, incluyendo intervenciones biomédicas, conductuales y estructurales.

“No se equivoquen: leyes y políticas estigma y la discriminación y restrictivas siguen siendo el mayor obstáculo para acabar con el SIDA en el Caribe, en particular para los jóvenes y los miembros de las comunidades de población clave”, declaró el doctor Guwani, “Y así, la justicia para todos reunión alojado aquí en Kingston en el último par de días se presenta una oportunidad crítica para una mayor colaboración entre los gobiernos, la sociedad civil y la comunidad de fe hacia la construcción de un entorno propicio”.

Hizo hincapié en que hacer frente a todos estos problemas requiere inversiones financieras y aludió al hecho de que la respuesta del Caribe SIDA está experimentando una crisis de financiación. El Dr. Guwani compartió que entre 2006 y 2017 los recursos internacionales en la región disminuyeron en un 16%. En 2017, poco menos de la mitad del dinero necesario para financiar la realización del programa Fast Track en la región no estaba disponible.

Abogó por que, aun cuando las partes interesadas negocian con socios internacionales, un mensaje debe ser enviado a los gobiernos de la región que debe haber completa la financiación de la respuesta al sida.

En su discurso de apertura, el Dr. Bernadette Theodore-Gandi, Representante de la OPS / OMS a Jamaica, Bermudas y las Islas Caimánindicó que ella era optimista que el VIH y el SIDA no serán epidemias mucho más tiempo, y en ese momento, la región estará orgulloso a formar parte de iniciativas como la Reunión regional, siendo los jugadores de apoyo en la respuesta.

Ella destacó que la base de datos de ONUSIDA sobre Vigilancia Mundial contra el SIDA muestra que la región del Caribe ha visto una reducción del 18% de las nuevas infecciones de VIH y la reducción del 23% en el número de muertes relacionadas con el SIDA este año.

“Una vez, piensa que es demasiado ambicioso, la región del Caribe ahora es líder mundial en la eliminación de la transmisión de madre a hijo del VIH y de la sífilis”, declaró el Dr. Theodore-Gandi, “En la actualidad, 7 de los 11 países fueron validados a nivel mundial para EMTCT, y 7 de los 8 países que logran una doble eliminación del VIH y la sífilis son del Caribe. Estos son los pasos de inspiración para poner fin a la epidemia”.

Abogó por que ganar la lucha contra el SIDA, sin embargo, requiere una apreciación de los factores externos de salud que también impulsan la epidemia. Ella afirma que “el objetivo de desarrollo sostenible 3, ‘la buena salud y el bienestar’ tiene como objetivo ‘garantizar una vida saludable y promover el bienestar de todas las edades. Incluye el objetivo 3.3, que establece específicamente que, en 2030, [nos] poner fin a la epidemia de SIDA, la tuberculosis, la malaria … pero se ajusten a los objetivos de los otros 17 ODS a también contribuir significativamente a detener el SIDA, ya que ellos también proporcionan orientación que apoya la salud y el bienestar de una manera integral”.

El Dr. Theodore-Gandi destacó que al poner fin a la pobreza y el hambre, los ODS 1 y 2, la región será el apoyo a personas con VIH y sus familias con la capacidad para gestionar mejor sus vidas y adherirse al tratamiento. Hizo hincapié en que mediante el apoyo a la educación de alta calidad para todos, SDG 4, la región va a apoyar modelos educativos donde los niños y niñas tienen la facultad con la información necesaria para prevenir enfermedades y enfermedades de transmisión sexual como el VIH, lo que mejora la equidad en salud y la salud.

“Y, por supuesto, SDG 5 – la igualdad de género; la lucha contra el SIDA no se ganará nunca en esta región, si no somos capaces de hacer frente a las desigualdades de género, incluida la violencia contra las mujeres y las niñas “, declaró el Dr. Theodore-Gandi.

Más aún, dijo que si la región es la reducción de las desigualdades, SDG 10, tiene que haber un acuerdo que los principios de la Salud Universal también incluyen las personas con VIH, hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, mujeres y niñas, trabajadores sexuales, personas de experiencia transgénero, personas privadas de libertad, las personas que viven con discapacidades y todas las poblaciones más en riesgo. Abogó por que si la región es abordar los factores subyacentes que hacen a las personas vulnerables a la infección por el VIH, ninguna persona o grupo debe ser dejado atrás.

El Dr. Theodore-Gandi subrayó que el fin de SIDA en el Caribe será necesario abordar estos vacíos, así como los retos que aún persisten en el acceso a servicios esenciales de VIH. Mientras que algunos 73% de las personas con VIH estaban al tanto de su estado de VIH al final de 2017, sólo el 57% era acceder al tratamiento antirretroviral y 40% fueron suprimidas de forma viral. Los hombres que tienen sexo con hombres, trabajadores sexuales, personas transgénero, y sus parejas sexuales, representan aproximadamente el 70% de los nuevos casos. Además, 1 de cada 3 nuevos casos se presenta en personas jóvenes de 15 a 24 años.

“Vamos a ser sensible a esta evidencia ante nosotros. Los datos sugieren que se necesitan más esfuerzos concertados y colectivos en las áreas de tratamiento y supresión viral de nuestra cascada de VIH”, declaró el Dr. Theodore-Gandi“El acceso equitativo, los enfoques nuevos e innovadores, de alto impacto, las intervenciones basadas en la evidencia y el uso apropiado de tecnologías, ayudará a contribuir a la mejora de la eficiencia y la sostenibilidad en estas áreas”.

Abogó por que una respuesta eficaz contra el VIH es también una respuesta basada en los derechos humanos y que se mueva respuesta al VIH en la región de una fase de meseta a un lugar de alto impacto sostenido, algunos países deben acelerar la eliminación de las leyes que penalizan las personas con VIH y poblaciones clave . “Animo a todos los interesados ​​de influencia política para reconocer su papel en la creación de una política y un entorno legal que apoyar una respuesta eficaz a la prevención, atención y tratamiento para todos los que los necesitan”, declaró el Dr. Theodore-Gandi.

Ella advirtió que la evidencia es concluyente de que dejar de hacer esto envía personas con VIH y comunidades clave a la clandestinidad y más lejos de los servicios que necesitan para mantenerlos vivos. Se animó a los participantes a construir sobre su trabajo existente y las ricas experiencias de todos los interesados, teniendo en cuenta las fuertes voces de las personas con VIH, las principales comunidades y la sociedad civil que trabajan en las trincheras.

“Vamos a ser ‘realista-estratégica,’ pero ambiciosa con nuestros caminos a seguir. Vamos a identificar acciones concretas y medibles. Deje que nuestras decisiones fomentar un mayor acceso a los servicios sociales y de salud. Deja que inspiran un mayor compromiso de las personas con VIH, las poblaciones clave, así como la participación interministerial en la respuesta. También debemos priorizar el fortalecimiento de los sistemas de salud integrados y sostenibles, que están mejor equipados para responder al VIH y los problemas relacionados con la salud a través de nuestros países y territorios del Caribe, incluidos los pequeños Estados insulares “, declaró el Dr. Theodore-Gandi.

Ella destacó que con un reconocimiento de las ODS y el respeto por los derechos humanos y guiándose por los datos de los países, que no tiene ninguna duda de que al final de la reunión regional, el Caribe habría habido varios pasos más cerca de una rápida expansión de una respuesta al VIH equitativa, eficaz, innovadora y sostenible hacia los objetivos de 2020 Fast Track y cerca de terminar con el SIDA en 2030, y para las generaciones venideras.

Ministros de gobierno, parlamentarios, legisladores, secretarios permanentes, los médicos jefes y administradores de programas nacionales del SIDA de más de 16 países, así como representantes regionales y nacionales de la sociedad civil y asociados para el desarrollo están participando en la Reunión Regional. El foro concluirá el 2 de noviembre 2018, con medidas estratégicas para apoyar la expansión de la igualdad de acceso a los servicios sociales y de salud y el fortalecimiento de las respuestas del sistema de salud al VIH y su sostenibilidad.

– FIN –

 Enlaces Útiles:

 Marco Estratégico Regional del Caribe sobre el VIH y el SIDA – https://pancap.org/who-we-are/caribbean-regional-strategic-framework/

 Haití Llamado a la Acción – https://pancap.org/pancap-releases/new-call-to-action-provides-guidelines-for-achieving-sustainable-hiv-responses-in-latin-america-and-the-caribbean /

¿Cuál es la PANCAP?

PANCAP es una asociación regional del Caribe de los gobiernos, las organizaciones regionales de la sociedad civil, instituciones y organizaciones regionales, los organismos bilaterales y multilaterales y que contribuyen los donantes que se estableció el 14 de febrero de 2001. PANCAP ofrece un enfoque estructurado y unificado a la respuesta del Caribe a la epidemia del VIH , coordina la respuesta a través del Marco Estratégico regional del Caribe sobre el VIH y el SIDA para maximizar el uso eficiente de los recursos y aumentar el impacto, moviliza recursos y fortalecer la capacidad de los socios.