Also available in: English

David Garmaise

Solo el 40 % de las 140 organizaciones analizadas en ese estudio mencionaban el término «género» en sus documentos relativos a programas y estrategias

Dicho estudio reveló que solo un selecto grupo de las mejores organizaciones mundiales del campo de la salud de todo el planeta tienen a la igualdad de género como pilar central de sus actividades, tanto en el plano programático como institucional.Según un estudio realizado por Global Health 50/50 (una iniciativa independiente que funciona en el Centro para Asuntos de Género y Salud Mundial de la University College de Londres), el Fondo Mundial está entre las nueve primeras organizaciones mundiales del campo de la salud en cuanto a esfuerzos por promover la igualdad de género. El informe de este estudio se publicó el 8 de marzo y se encuentra disponible aquí.

El estudio analizó 140 organizaciones. Estas fueron organismos del sistema de las Naciones Unidas, instituciones bilaterales y multilaterales de desarrollo, organizaciones y financiadores filantrópicos, organizaciones de la sociedad civil, alianzas público-privadas y organizaciones del sector privado. Así, el estudio permitió analizar a profundidad en qué medida las organizaciones entienden, definen, programan, monitorean y proporcionan recursos para el género como determinante de la salud y como indicador de igualdad dentro de sus propias organizaciones.

Cada organización fue evaluada según los siguientes criterios:

 

  1. Ha emitido una declaración pública de compromiso con la igualdad de género.
  2. El género está establecido en sus políticas institucionales de conformidad con las normas internacionales.
  3. Aplica políticas programáticas para orientar acciones con perspectiva de género.
  4. Recolecta datos desagregados por sexo y los difunde.
  5. Cuenta con políticas y prácticas laborales con medidas específicas para la promoción de la igualdad de género in situ.
  6. Existe paridad de género en los órganos de gobierno y en la alta dirección.

El Fondo Mundial obtuvo puntajes altos en todas las áreas, salvo por aquella sobre la paridad de género en la alta dirección. Por otro lado, en este estudio, el Fondo Mundial fue una de las seis organizaciones que indicaron estar abordando las necesidades específicas de las personas trans.

En una nota de prensa, el Director Ejecutivo del Fondo Mundial, Peter Sands, señaló lo siguiente: «En el Fondo Mundial, la protección y la promoción de los derechos humanos y de la igualdad de género constituyen un pilar estratégico de nuestro trabajo, y somos profundamente conscientes de que la desigualdad de género estimula la propagación de la epidemia. Aún hay mucho camino por recorrer para lograr la igualdad de género, y este informe logra identificar importantes desafíos».

Otras organizaciones clasificadas entre las diez primeras son GAVI, ONUSIDA, Save the Children International y BRAC, una ONG de desarrollo que ejecuta acciones en Asia y en el África Subsahariana.

En general, el estudio reveló que el poder de decisión sigue estando en manos de los hombres a pesar de que la gran mayoría de personas que trabajan en el campo de la salud a nivel mundial son mujeres (67 %). Otros hallazgos del estudio son los siguientes:

  • Menos de un tercio de las organizaciones definen «género» según las normas internacionales, lo cual es un prerrequisito para una programación eficaz e igualitaria.
  • Solo el 40 % de las organizaciones mencionan el término «género» en sus documentos relativos a programas y estrategias.
  • Dos tercios de las organizaciones no desagregan los datos de sus programas por sexo.
  • Solo el 20 % de las organizaciones han logrado la paridad de género en sus juntas directivas.

Global Health 50/50 presenta varias recomendaciones en el informe señalado, y una de ellas es que las organizaciones deberían realizar esfuerzos más concertados para abordar problemas como los matrimonios precoces y forzados, la violencia de género y la explotación sexual.