Also available in: English

SÃO PAULO, Brasil.- Con el objetivo de detener el fuerte incremento de casos de VIH en jóvenes, desde este mes Brasil empezó a ofrecer a personas con prácticas de alto riesgo un medicamento que puede prevenir la infección.

Brasil es el primer país de América Latina y uno de los primeros países en desarrollo en adoptar este medicamento conocido como PrEP (forma abreviada de profilaxis preexposición) como parte de su política de salud preventiva. Esta pastilla de color azul –que reduce drásticamente el riesgo de contraer el virus si se toma a diario– estará disponible en 35 centros de salud pública en 22 ciudades durante la fase inicial del programa y de manera gratuita para los brasileños y las brasileñas que reúnan las condiciones establecidas.

El Ministerio de Salud de Brasil le paga a Gilead Sciences (el fabricante estadounidense del medicamento) alrededor de 75 centavos por dosis, que es un costo muy inferior al que pagan los usuarios en los Estados Unidos, donde abastecerse de este medicamento por un mes cuesta más de 1,600 dólares.

El medicamento se está distribuyendo en Brasil en un momento crucial, pues las autoridades del sector salud del país están especialmente alarmadas por el incremento de la infección por VIH en hombres jóvenes y otros grupos con practicas de alto riesgo.

Entre 2006 y 2015, el número de casos de sida en hombres de entre 15 y 19 años pasó a ser casi tres veces mayor, pasando a 6,9 casos por cada 100 000 personas. La tasa casi se duplicó en hombres de entre 20 y 24 años, pasando a 33,1 casos por cada 100 000 personas, según cifras de ONUSIDA, la agencia de las Naciones Unidas que coordina políticas de prevención del sida en todo el mundo.

ONUSIDA señala además que en el año 2016 se registraron aproximadamente 48 000 casos nuevos de VIH en Brasil y alrededor de 14 000 muertes relacionadas con el sida. Por otro lado, indica que, si bien la transmisión maternoinfantil se ha reducido de manera significativa, aproximadamente uno de cada diez hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres en Brasil vive con el VIH.

“Esperamos que con el PrEP y otras medidas podamos reducir la tasa de nuevas infecciones, pero es un gran desafío” –señaló Adele Benzaken, directora del Departamento de Sida del Ministerio de Salud de Brasil.

Se están entregando pastillas de PrEP a trabajadoras sexuales, personas trans, hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres, algunas personas que usan drogas y personas cuyas parejas viven con el VIH. Leer más: New York Times